Depilación definitiva para mujeres y hombres

La finalidad de este sistema de depilación es la eliminación definitiva de los antiestéticos e incómodos vellos o pelos en el rostro y cuello, principalmente.

También se realiza en zonas tales como entrepierna, axilas, areola del pezón, dedos de las manos y los pies, cejas y frente.

Este es el único sistema de depilación que elimina los pelos blancos que el tratamiento con láser no puede eliminar.


La máquina -de última generación- con la que se hace este tratamiento, tiene dos elementos:

  • Electricidad = Electrólisis.
  • Calor = Termólisis.

 

La mezcla de ambos elementos se llama Blend. Se pueden programar infinidad de mezclas para lograr una equilibrada agresión a los pelos o vellos y, de ese modo, optimizar el resultado.

 

La mezcla o Blend elegida va a tener directa relación con:

  • El tipo de piel de la persona.
  • La zona a tratar.
  • El tipo de vello o pelo.
  • El tipo de tratamiento hecho con anterioridad.

Las primeras sesiones son fundamentales para el correcto diagnóstico. Además, la disciplina de la persona que inicia el tratamiento es fundamental.

Por lo tanto, es indispensable la asistencia periódica a las sesiones y el abandono de cualquier sistema alternativo de depilación (ceras, pinzas, láser u otros).


Descripción de una sesión

  • Atención personalizada y privada en cómoda camilla, con grata temperatura ambiente.
  • Desinfección de la zona a tratar.
  • Aplicación de anestesia tópica.
  • Creación del Blend adecuado.
  • Trabajo pelo por pelo con un microfilamento unipersonal.
  • Ficha personal de control.

¿Qué pasa sesión a sesión?

Se observan prontamente los siguientes resultados:

  • Demora en la reaparición de los vellos o pelos.
  • Visible adelgazamiento y decoloración de los vellos o pelos tratados.
  • Desaparición de varios pelos o vellos: hay zonas limpias.
  • Gran mejoría del aspecto de la piel de las zonas tratadas.
  • Importante aumento de la autoestima y seguridad en la vida social.
  • Abandono paulatino de las diversas fórmulas utilizadas para disimular las zonas afectadas (chasquillas, pañuelos, mechones laterales, maquillajes y decoloraciones).